OMPress Obras Misionales Pontificias España


OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS - ESPAÑA

Compartir noticias OMPress
Sindicar noticias OMPress

21 de julio de 2017 - Año XII - Nº 2381

25 años de las Religiosas de María Inmaculada en Burkina Faso
...........................................................................

Encuentro de verano de los misioneros de Osma-Soria
............................................................................

"Lo único que tengo", y la misión de Bayaka, Chad
............................................................................

"15 años en la arena con Jesús"
............................................................................

 

CONOCER LA MISIONES: Myanmar - Diócesis de Kengtung
............................................................................

 

EN UN DÍA COMO HOY
............................................................................

 

 

25 años de las Religiosas de María Inmaculada en Burkina Faso

OMPRESS-BURKINA FASO (21-07-17) El 7 de octubre de 2016 se abría la celebración de los 25 años de la presencia de las Religiosas de María Inmaculada (RMI) en Burkina Faso. La hermana Rosario Martínez, RMI, desde Bobo-Dioulasso en Burkina Faso, cuenta que “todo comenzó el 7 de octubre de 1991: las hermanas Clara-Angélica y Enriqueta empezaron, debajo de un árbol y al lado de una sala polivalente prestada de la comunidad cristiana de Sarafalao sud, lo que hoy es el trabajo apostólico de las RMI en el sector 17 de Bobo-Dioulasso (capital económica de Burkina Faso). Y fue el día 7 de octubre de 2016, 25 años después, cuando en el mismo lugar, en toda sencillez, celebramos la eucaristía que abría oficialmente el 25 aniversario de la llegada de las RMI a Burkina Faso. A lo largo del año hemos ido haciendo memoria con actividades sencillas. Estas actividades nos han permitido dar a conocer a las chicas, y a la gente que nos rodea, la riqueza del carisma congregacional y la misión apostólica que sin ruido se va haciendo al servicio del Reino en estas tierras. Nuestro objetivo era renovar el compromiso de la congregación al servicio de la juventud más necesitada”.

El broche final a este “Año jubilar” lo puso la eucaristía solemne, celebrada el día 20 de mayo pasado. “Quisimos unir muchas cosas y resultó un día muy rico: fiesta de Vicenta María – la fundadora de la congregación - (pues este año el 25 coincidía con la fiesta de la Asunción), fiesta de final de curso, día señalado para que dos chicas pronunciaran públicamente su compromiso como MOLAVIM (el movimiento de laicos de la congregación), encuentro con las antiguas alumnas del centro y reencuentro de las antiguas residentes. El patio de la casa se quedó pequeño. Los árboles, que han crecido durante 25 años, tampoco tuvieron suficiente sombra para cobijar a las más de 700 personas que, movidas por la amistad, el cariño, el trabajo, el agradecimiento o la simpatía, compartieron con nosotras ese gran día de júbilo y de fiesta”, añade la hermana Rosario.

Semanas antes –según explica la religiosa de María Inmaculada- todo en la casa hablaba de gran fiesta: preparación de decoración, ensayos de bailes, de desfiles, de teatros, de cantos, de la coral… y un único objetivo: hacer del día 20 una fecha inolvidable e histórica… y así fue.

“Hicimos memoria y dimos gracias a Dios: por las más de dos mil jóvenes que han pasado por nuestro centro educativo de formación, centro que ha sabido adaptarse a lo largo de los años a las necesidades de las nuevas generaciones; por las casi 400 chicas que han pasado por el Foyer (residencia). Muchas de ellas hoy ocupan puestos claves en el desarrollo del país: la enseñanza, la salud, la administración, el comercio… y en las familias; por las 14 vocaciones nativas de este país, con las que Dios ha bendecido a la congregación desde su llegada y desde que en 1995 entrara la primera de ellas…; por la creación de antiguas alumnas de la cooperativa de mujeres ‘Jiguisèmè’ en 1998; en ella un buen grupo de chicas se siguen formando en otros oficios… y encontrando un medio de subsistencia; por la casa noviciado de Nasso, que se fundó en 2003. Es la segunda casa de Burkina Faso; por el grupito de laicos, que comenzaron su andadura en 2004 como MOLAVIM; tres son ya miembros con compromiso; y por la última fundación en la capital de Burkina Faso, Uagadougú, en octubre pasado. Desde el 30 de enero de este año ya habitada por las tres primeras hermanas”.

Un gran mural-mosaico trazaba, con distintas imágenes, un recorrido por la historia y la memoria de las distintas hermanas que han pasado por la casa de estas religiosas. Cuenta la hermana Rosario que “ellas han sido esos instrumentos de los que Dios se ha servido para poder consolidar lo que hoy es esta casa, al mismo tiempo que daba a conocer la congregación, manifestando los aspectos más genuinos de nuestro carisma”.

Al final de la eucaristía la hermana Viceprovincial y la hermana Beatrice Sawadogo (primera chica que durmió en la residencia en octubre de 1993 y que ya es hermana de votos perpetuos) entregaron una sierpe de árbol a las novicias. Dicha sierpe es para ser plantada en el noviciado. Con ello se quiere simbolizar que el futuro de la congregación en África depende mucho de las vocaciones africanas; así mismo el sueño de todas, que es “llevar” el carisma a otros muchos países de esta tierra de fuego, depende en gran medida del enraizamiento del carisma en este continente. ¡Que Dios siga la obra de Vicenta María en esta tierra!

 

 

Encuentro de verano de los misioneros de Osma-Soria

OMPRESS-SORIA (21-07-17)  El viernes 4 de agosto, la Delegación de Misiones de la diócesis de Osma-Soria ha convocado el tradicional encuentro de verano destinado especialmente para los misioneros sorianos que estén pasando un tiempo de descanso en sus hogares y para sus familiares.

Esta jornada festiva, que tendrá lugar en la ermita del Mirón (Soria) y que estará presidida por el Obispo de Osma-Soria, Mons. Abilio Martínez Varea, dará comienzo a las 11.30 h.; tras la oración en común, los misioneros participantes en el encuentro contarán algunos testimonios, con experiencias de vida, sobre su trabajo y servicio. También se escucharán las experiencias de otros misioneros que, sin poder estar físicamente presentes, enviarán sus testimonios para poder ser compartidos. A las 13.00 h., el Obispo presidirá la Santa Misa, a la que seguirá una comida de fraternidad; en la sobremesa, se seguirán compartiendo otras vivencias para terminar la Jornada en torno a las cinco de la tarde.

En la carta que ha escrito el prelado diocesano a los misioneros, éste ha afirmado que “este primer contacto con los misioneros sorianos (y sus familiares) es muy importante para mí. Conocernos personalmente, saber dónde y cómo estáis, cómo desempeñáis la labor evangelizadora, cómo son vuestras comunidades, qué necesidades tienen y un largo etcétera que sólo desde la cercanía se puede dar”; así mismo, Mons. Martínez Varea recuerda que “el vínculo de comunión entre las Iglesias se manifiesta claramente cuando sacerdotes, religiosos y laicos de Iglesias de antigua fundación contribuyen eficazmente a la evangelización de las nuevas Iglesias pues «la Iglesia, enviada por Cristo para manifestar y comunicar la caridad de Dios a todos los hombres y pueblos, sabe que le queda por hacer todavía una labor misionera ingente»”.

 

 

“Lo único que tengo” y la misión de Bayaka, Chad

OMPRESS-SANTANDER (21-07-17) Existen muchas formas de colaborar con el trabajo de los misioneros, señalan desde la delegación de misiones de la diócesis de Santander. Una nueva forma, proponen, es colaborar con ellos con la compra del CD “Lo único que tengo” (se puede adquirir en la Librería Pastoral Santander C/ Florida, 3"B" Santander - Tfno 942 37 54 74 y Whatsapp 654 900 699).

Hace unos días, el sacerdote José Carlos Gangas Cuesta -Arciprestazgo Ntra. Sra. de Montesclaros- a través de la Delegación Diocesana de Misiones (OMP) presentaba este CD tan especial. Se trata del disco titulado “Lo único que tengo”, que han editado los coros parroquiales de Mollina y Humilladero, Málaga, bajo la coordinación de Fermín Negre, con arreglos de voces y guitarra de Alfonso Morteno y grabado en el estudio “5 panes y 2 peces”. Un compacto que contiene canciones sencillas para las eucaristías que han sido compuestas por el propio párroco de ambas comunidades.

Sin embargo, lo que lo hace entrañablemente especial, es el motivo por el cual se ha grabado. Al adquirir este CD, estás colaborando con el “Centro educativo Charles Lwanga” de Bayaka, Chad. Este centro es un hogar para niños de la calle en situación de pobreza extrema que cuentan con los cuidados de dos “Misioneros de la Esperanza”, los seglares: Pilar Delgado y Sergio González.

Como ellos mismos se presentan, son una pareja de jóvenes que se conocieron en una misión en Ecuador. Desde entonces, les mueve la inquietud de comprometer sus vidas con los más necesitados «allá donde sea necesario». Con este deseo y convencidos de que «se gana más compartiendo que acumulando» marcharon a África, al Chad, en una misión de tres años para colaborar con la diócesis de Laï. Chad se encuentra ubicado en el África Central. Se considera uno de los países más pobres del mundo y está clasificado en los últimos puestos del HDR (Human Development Reports, Índice de Desarrollo Humano).

A pesar de esto, los misioneros y toda la gente que participa en el proyecto “enganCHADos", creen que se trata de «un país rico, aunque empobrecido» puesto que, en realidad, tiene muchos recursos (entre ellos el petróleo) sin embargo sus beneficios apenas revierten sobre el pueblo…

Según una encuesta realizada por UNICEF, el número de huérfanos de la ciudad de Kélo asciende a 3.801 niños y adolescentes (2014). Constituyendo así los llamados “niños de la calle”, que deambulan por el mercado de la ciudad. Sin contar con un número preciso de niñas, debido a la situación de invisibilidad o restricciones particulares de percepción -hacia y de- ellas a las que son impunemente sometidas.

Todas estas circunstancias socio-culturales, determinan un alto riesgo de infección por VIH, embarazos no deseados, analfabetismo, rechazo y aislamiento social que genera un aumento exponencial de delincuencia y vulneración de los derechos fundamentales.

Para revertir esta situación, cuentan con la ayuda de la iglesia local presidida por el obispo español D. Miguel Ángel Sebastián que, mediante los Misioneros de la Esperanza, ofrecen una oportunidad de cambio real a través del objetivo general de integrar de forma digna en la sociedad a los niños de la región de Tandjilé Oeste.

Todo ello mediante acciones concretas como la impartición de una formación escolar básica y otra de nivel secundario para los más desfavorecidos. Además, proporcionan cursos profesionales teóricos y prácticos (agricultura, ganadería y sastrería) y así capacitan a sus alumnos para acceder al mercado de trabajo y la autonomía económica.

Pero sobre todas las cosas, el fin último es educar en valores y responsabilidad, honradez y respeto al otro y la naturaleza. Sin olvidar el compromiso por la construcción de la justicia, la paz y el civismo.

No hace mucho, este proyecto fue dado a conocer en un especial del programa Pueblo de Dios (TVE 2) titulado “La gran familia de Bayaka”:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/pueblo-de-dios/pueblo-dios-gran-familia-bayaka/2771257/

 

 

“15 años en la arena con Jesús”

OMPRESS-PERÚ (21-07-17) Aitor Esteban, presbítero de la diócesis de Bilbao y misionero en Alto Trujillo-Perú, ha regresado a la Misión después de pasar unas semanas en Bilbao. Lleva 12 años compartiendo vida y tarea misionera en la parroquia San José perteneciente a la diócesis de Trujillo y como profesor en la Universidad Católica de Trujillo. Desde hace casi medio año, se ha incorporado Josetxu Villacorta, también presbítero de la diócesis de Bilbao, donde, además de su trabajo en la universidad, apoya en la pastoral de esta parroquia que en 2016 cumplía 15 años. “15 años en la arena con Jesús” fue el lema que eligieron para aniversario.

Los misioneros han hecho equipo con las hermanas de la Misericordia, junto a un grupo de personas con las que llevan adelante numerosos proyectos como: los 2 colegios parroquiales “Virgen de la Montaña” y “USDA” (Una Sonrisa de Amor), con una población escolar de casi 300 alumnos y alumnas. En teoría son centros concertados o de acción conjunta entre el Estado y la Iglesia, pero las subvenciones se hacen esperar. Está también el colegio de Fe y Alegría, que es un centro aliado de la parroquia, que está dirigido por las hermanas de la Providencia. Una de ellas es Juanita Aguirre, de Igorre.

Cuentan con un Centro Social Integral y de Cuidados Paliativos. Es la base de operaciones del equipo multidisciplinar que atiende a pacientes en fase terminal y especial vulnerabilidad. Además de otros proyectos, está la creación de la orquesta “Voces y Sonidos en la Arena”, que pretende ampliar el horizonte vital de la infancia y adolescencia de Alto Trujillo, tan amenazada de pandillaje, droga, fracaso escolar y familiar…

También llevan adelante la Defensoría de la Mujer de Alto Trujillo que se dedica a la atención a mujeres víctimas de violencia de género y a la tarea de prevenirla (la estadística en Alto Trujillo es de casi 80% de hogares con violencia). Se cuenta con 25 Centros de Cuidado para hijos de familias que no pueden asegurarles alimentación o acompañamiento escolar y que han acogido a 250 niños y niñas, gracias al trabajo de 25 madres cuidadoras, 4 coordinadoras y 5 cocineras.

También 42 jóvenes han podido continuar sus estudios después de secundaria, gracias a la ONGD Extremayuda.

Hay que que recordar que en abril de este año sufrieron unas graves inundaciones. A través de la página web se ha seguido de cerca la situación de esta zona de Perú. http://www.misioak.org/2017/04/inundaciones-caritas-peru-lanza-una-peticion-emergencia/

Por último, Aitor Esteban acogerá el próximo 30 de julio en la parroquia San José a los jóvenes que participarán de la experiencia de verano tras realizar el curso Norte Sur. “Deseamos que en esta  pequeña experiencia misionera en aquella realidad, fortalezca los lazos entre estas iglesias hermanas”, manifiestan desde Bilbao.

 

 

CONOCER LAS MISIONES:
..............................................

Los TERRITORIOS DE MISIÓN son las Iglesias jóvenes – 1.113 territorios – que no tienen recursos humanos y materiales para llevar a cabo su labor de evangelización y promoción humana.

Representan un tercio de la Iglesia católica, y se extienden por prácticamente toda África, Asia, las islas de Oceanía y algunas zonas de América Latina. Su subsistencia depende, en gran parte, de los donativos que llegan a las OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS.

 

Myanmar (X)

Diócesis de Kengtung

La diócesis de Kengtung se encuentra en la zona oriental de Myanmar. Ocupa una superficie de 45.836 km2 cuenta con 60.000 católicos, 20 parroquias, 36 sacerdotes y 97 entre religiosos y religiosas, en un territorio habitado por más de 2 millones de habitantes, la mayoría budistas.

La primera evangelización en Kengtung fue realizada por los misioneros del PIME, Pontificio Instituto Misiones Extranjeras. En abril de 1927 Kengtung fue elevada a Prefectura Apostólica; en 1950 se convirtió en Vicariato Apostólico; en 1955 fue reconocida como diócesis y confiada al obispo misionero itlaiano del PIME, Mons. Fernando Guercilena.

La vida de la comunidad católica no es fácil, señalada por pobreza y sufrimientos. Pero, a pequeños pasos, la pequeña comunidad de fieles birmanos va adelante en su misión. También con signos de esperanza como el gradual desarrollo de su presencia, siempre sustentada por la solicitud pastoral de la Delegación Apostólica de la Santa Sede.

La Evangelización en Kengtung comenzó por iniciativa del obispo de Taungngu, misionero del PIME, que envió a los padres Francesco Portuluppi, Lombardi y Erminio Bonetta, también misioneros del PIME, al estado oriental del Shan en 1912.

El superior de estos sacerdotes era el padre Bonetta, un experimentado misionero de las colinas de Birmania. Se abrió una escuela y los hijos del jefe local fueron los primeros estudiantes. Comenzó una buena relación con los diferentes pueblos y aldeas. En 1913, al año siguiente, el primer signo de progreso entre los Akhas, la etnia predominante de la zona, comenzó a allanar el camino para la conversión. La Primera Guerra Mundial detuvo la presencia de los misioneros en esta tierra.

La apertura de un nuevo Hospital permitió la entrada de las primeras religiosas que llegaron en 1916 desde Italia. Pertenecían a la Congregación Religiosa de las Hermanas de María Niña y, a petición de Mons. Erminio Bonetta (PIME), se dedicaron a trabajar en el Hospital. Hicieron un trabajo maravilloso. Abrieron un orfanato. En 1919 el obispo Sagrada (PIME) visitó la misión y la encontró sólidamente establecida.

27 de abril de 1927, el territorio fue erigido como la Prefectura Apostólica de Kengtung, con Mons. Erminio Bonetta (PIME) como su primer prefecto. Había 8 sacerdotes en ese momento, todos misioneros del PIME. En 1929, se pidió a las Hermanas de la Caridad que se encargaran del Hospital Civil de Loimwe, al sur de Kengtung, de modo que se abrió otra misión.

Los catecúmenos eran siete mil. Se reemplazaron los edificios temporales; Las escuelas progresaban y las Hermanas hacían un buen trabajo entre los enfermos y los leprosos. En 1938, la misión abrió su propio hospital en Mong Lin. En 1939, se abrió también un seminario en Kengtung. En 1940 había 24 sacerdotes. Los sacerdotes italianos fueron internados en campos por los británicos, algunos en la India, otros en Myanmar, durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras finalizar la invasión japonesa, los misioneros pudieron regresar a sus lugares. Mons. Erminio Bonetta (PIME), debido a malos tratos sufridos a manos de los japoneses, perdió la vista de un ojo. Fue a Italia para tratamiento médico en 1947 y regresó al año siguiente con seis nuevos misioneros. Murió poco después en un accidente.

En mayo de 1950, Kengtung se elevó a Vicariato y Mons. Ferdinando Guercilena (PIME) fue su primer vicario. El primer libro de oraciones, el libro de himnos y la Vida de Cristo fueron publicados en lengua Lahu en 1954 y en lengua Akha en 1955. Stephen Vong, un chino local, educado en la escuela anglo-china en Yangon fue el primer sacerdote del Vicariato de Kengtung. Murió mártir en abril de 1961.

 

 

EN UN DÍA COMO HOY:
..............................................

21 de julio de 1900

San Alberico Crescitelli (1863-1900), sacerdote misionero italiano, miembro del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras, PIME. Misionero en China, trabajó en la provincia meridional de Shanxi. Murió mártir, tras sufrir horribles torturas. Juan Pablo II lo declaró santo en el año 2000, junto a otros 120 mártires chinos.

 

 
 © Copyright, Obras Misionales Pontificias de España
C/ Fray Juan Gil 5 - 28002 Madrid - Teléfono: +34 91 590 27 80
http://www.omp.es      E-mail: dir.nal@omp.es

Este servicio es gratuito y se envía sólo las direcciones que lo han solicitado. 
Para darse de baja, cambios de dirección y comentarios contacte con:
prensa.misiones@omp.es
Las noticias contenidas en este boletín pueden ser reproducidas citando la fuente OMPress